jueves, 29 de julio de 2010

Edvard Much acerca de su cuadro: El grito


Paseaba por un sendero con dos amigos - el sol se puso - de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio - sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad - mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza...

5 comentarios:

Silbar dijo...

una perfecta descripción, creo que no podría haber salido mejor!

maqui dijo...

qué inspirador!

angelica dijo...

que pintura mas espectacular
hasta aterradora para mi gusto...

vickymiau dijo...

Cómo amo éste cuadro! lo tengo de fondo de pantalla y me identifica lo suficiente..

María de los Ángeles del Hoyo dijo...

muy bueno

Arte de la semana...(Quino)

Arte de la semana...(Quino)